Las marcas apuestan por el diseño sostenible

Cada vez son más las marcas que buscan reducir residuos y apostar por un diseño más sostenible utilizando materiales que no perjudican al medio ambiente. Por moda, por ética o porque lo demanda el público, la realidad muestra una preocupación creciente de las empresas por minimizar su impacto en el entorno.

Es el caso de Johnnie Walker que hace unos días anunció que, a partir de 2021, embotellará su whisky en botellas de papel. El grupo Diageo al que pertenece la marca, se ha asociado con la empresa de gestión de riesgo Pilot Lite. De esta alianza nace una nueva compañía: Pulpex Limited, que se especializará en producir envases sin plástico, hechos a partir de pulpa de madera, 100 % reciclables. ¿El resultado? Botellas de diseño pensadas para el consumidor que busca un producto de calidad en un envase elegante, acorde con la marca.

Johnnie Walker no es la única empresa preocupada por la sostenibilidad de sus envases, ya que Pulpex Limited se está asociando con multinacionales como Pepsico y Univeler que también buscan sustituir los packagings de sus productos por otros más sostenibles y respetuosos con el medio. Está claro que la unión hace la fuerza. Estaremos atentos para ver el resultado de esta asociación.

Otra empresa que busca convertirse en un referente de la sostenibilidad y reducir su impacto en el medio ambiente es Estrella Damm. Recientemente ha anunciado que sustituirá las anillas de plástico de los packs de cervezas por unas de cartón 100 % biodegradable. Para dar la noticia al público general, la marca catalana ha recurrido a su ya tradicional anuncio de verano para anunciarlo de una forma única y visual. Un anuncio que más bien es un cortometraje en donde no solo promueve un estilo de vida único sino también la lucha en contra del plástico y la deforestación.

Otra marca de cervezas que también sustituirá las anillas de plástico de los packs de cervezas por otras de cartón biodegradable, es la española Mahou San Miguel. Además, dentro de su área de envases, la empresa tiene como objetivo apostar por el uso de materiales reciclados para la confección de sus embalajes y materiales promocionales.

Es un hecho que el consumidor está cada vez más preocupado por el medio ambiente y por el impacto que sus decisiones en el entorno en el que viven. De hecho, según el informe de la Asociación de Empresas de Gran Consumo (AECOC) y de la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), el 44% de los consumidores encuestados afirman haber dejado de consumir marcas que no consideran sostenibles. Por tanto, no es de extrañar que cada vez haya más marcas que quieran sumarse a la revolución verde.

Estamos ansiosos por saber qué caminos van a tomar las grandes empresas para conseguir unos packagings más sostenibles sin traicionar su diseño.